viernes, 21 de junio de 2013

Casos en que se usa Pilotes

  • Cuando las cargas transmitidas por el edificio no se pueden distribuir adecuadamente en una cimentación superficial excediendo la capacidad portante del suelo.
  • Puede darse que los estratos inmediatos a los cimientos produzcan asientos imprevistos y que el suelo resistente esté a cierta profundidad; es el caso de edificios que apoyan en terrenos de baja calidad.
  • Cuando el terreno está sometido a grandes variaciones de temperatura por hinchamientos y retracciones producidos con arcillas expansivas.
  • Cuando la edificación está situada sobre agua o con la capa freática muy cerca del nivel de suelo.
  • Cuando los cimientos están sometidos a esfuerzos de tracción.
Aquí tenemos varios casos:
    • En edificios de altura expuestos a fuertes vientos.
    • En construcciones que requieren de elementos que trabajen a la tracción, como estructuras de cables, o cualquier estructura anclada en el suelo.
  • Cuando se necesita resistir cargas inclinadas; como en los muros de contención de los muelles.
  • Cuando se deben recalzar cimientos existentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada